Blogia
Mujer de Mediana Edad

Escapada a Madrid

Dedicado a mi Ángel y al tiempo que compartimos juntos.
      Si no me llegas a decir que querias ir no hubiéramos vuelto, pero yo tenia tantas ganas como tu por volver a las calles de Madrid. 

 
Ahí estábamos en el Madrid bonito, radiante, y nosotros deseosos de volver a sus calles y de ver todo lo que nos quedó por ver el año pasado ... además queríamos ver muchas mas cosas y mas tranquilamente, porque la verdad, el viaje relámpago del año pasado fue demasiado rapido y esta vez queríamos ver todo con menos prisas para saborear todo lo que te puede ofrecer esta magnifica ciudad.
El primer día fuimos a Plaza Mayor a comprar los billetes para el autobús turístico, el cual nos daría una vuelta por todo Madrid con dos recorridos, el Madrid antiguo y el moderno.
En la oficina de turismo había un señor muy amable que nos recomendó que no viajáramos en autobús al día siguiente porque había una cabalgata dedicada al orgullo gay, y no circularían los autobuses desde el medio día, así que decidimos ir el domingo.
Después fuimos a comernos esas gallinejas a Embajadores,



  Nos comimos una paellera llena de gallinejas, chorrillos, entresijos, y además patatas, todo estaba riquísimo, pero no pudimos terminarnos todo (era mucho)
Después nos dimos un paseo por el manzanares, que por cierto llevaba agua.. poca, pero agua.



El día siguiente era día de museos, y empezamos por el de ciencias naturales, donde vimos muchos animales que aún disecados mejor asi que no vivos y metidos en una jaula.



Había de todo ... mariposas, pájaros, hasta un calamar gigante, y además nos enteramos de lo contaminada que está el agua del mar y la poca cantidad de agua potable que hay en el planeta.



Pájaros



Mariposas de increibles colores



Un calamar gigante consevado en una urna de cristal

 

 Así de majestuoso sería si estuviera vivo


El pez luna, comedor de medusas




La bola grande representa el agua salada del planeta, y la pequeña el agua potable



Una sala esta llena de cabezas de animales muy variados

 

 Que parecen trofeos donados por cazadores arrepentidos...



O por lo menos eso creo yo ... porque si yo hubiera cazado estas hermosas criaturas estaria muy arrepentida



Colección de amonites



La visita me encantó... pero estaba deseando ir al museo arqueológico, pero antes íbamos a un sitio típico de Madrid a tomar el cocidito
madrileño, y es el restaurante La Bola en calle La Bola (no tiene perdida ) jajja.



Y ya con la barriguita llena, a seguir la ruta.




Pero al llegar al museo arqueológico nos dijeron que estaba cerrado por obras, las cuales durarían un tiempo indeterminado uuuffff, y solo había una sala pequeña que ver .... bueno, algo es algo.



Después bajamos por calle serrano a puerta de Alcalá, y allí había un montón de gente con banderas multicolor y globos enormes de todos los colores, era  el desfile gay, que saldría desde El Retiro hasta la plaza de España, nos acercamos y nos dieron unas banderitas que ponían Libertad, Igualdad y Paz, así que lo coji sin dudarlo y nos fuimos dando un paseo viendo aquella multitud alegre y divertida, un montón de fotógrafos disparaban sus flashes aquí y alli, nos fuimos camino de la Cibeles donde ya estaba todo el trafico cortado, y aproveché para hacerle a la Cibeles un primer plano.



Ese primer plano de la Cibelesss oleee





El día siguiente era domingo, día en que ponen el rastro, y para allá fuimos, y de verdad, allí se puede encontrar de todo, cosas antiguas, cualquiera puede poner un tenderete y vender lo que le sobra, o lo que guarda o colecciona, también hay puestos de mercadillo, y esta llenito de gente,



Esta calle esta llena de tenderetes 


Toda clase de objetos imaginables



Cualquier cosa, por rara que parezca, la puedes encontrar aqui



Este puesto del rastro esta especializado solo en gomas elasticas de todo tipo y tamaño...



También hay mercadillo de productos más corrientes




Después el paseo en el autobús turístico donde vimos Madrid antiguo, que es una maravilla, sus edificios majestuosos, y ese Palacio Real que es el mejor conservado de Europa me encantó!!
 Por la tarde tomamos otra vez el autobús, vimos la parte moderna de Madrid donde están los edificios de bancos y negocios, y la Calle Serrano en su parte alta, que está llena de casas para gente adinerada ( esa parte no me gusto mucho)

Primero el antiguo


Neptuno



El Prado




Hay tantas cosas que ver en madrid que el tiempo se te va volando




Nos despertamos a las ocho para ver los san fermines, y después a desayunar, nos fuimos al Retiro




En cada rincón de este parque hay obras de arte de todo tipo



Desde pintura a escultura...


 Un sitio realmente encantador, donde cada rincón respira paz y naturaleza, y justo en medio de una ciudad tan viva como Madrid, el palacio de cristal, el estanque, los bosquesillos y sobre todo, la sombra fresca de los árboles en el verano caluroso. Hay un rincón en este parque donde se reúnen las personas de más edad a jugar, alli nos sentamos nosotros para hablar de lo que haríamos, porque teníamos que estar descansados para ir al concierto de esa noche, por la tarde nos fuimos al Riviera, y cuando llegamos había una cola grande ya en la puerta.. al entrar al local nos registraron los bolsos y nos quitaron las botellas de agua, que fueron directas a la basura,
porque claro... así consumimos bebidas en el local, que estaba a precio de oro, la botellita de agua a 4 eurazos!!
Pero teniamos ganas de pasarlo bien, y no hablamos siquiera del tema.



Primero salieron unos teloneros catalanes que cantaron bastante bien, pero todo el mundo estaba impaciente por escuchar a James, y con puntualidad inglesa salió al escenario con su guitarra, y la gente gritaba como loca coreando sus canciones en inglés.
Era muy fácil contagiarse de la emoción de la gente con los brazos en alto y cantando, casi no se le escuchaba a él, pero la gente vibraba y bailaba, y tu no podías parar de moverte en aquella marea humana cantando a coro.



Me encanta cuando la gente se une para hacer algo, aunque sea divertirse en compañía de más seres humanos, cuando se despidió la banda el batería tiro las baquetas, y una pareja que estaba a mi lado tuvo la suerte de cogerla, qué pena, hubiera sido un bonito recuerdo, salimos de allí repletos de emociones, en la puerta alguien me pregunto si lo había pasado bien y yo le dije que genial.
En la calle seguimos hablando del concierto y lo bien que lo habiamos pasado hasta que nos rindió el sueño.
Y yo me sentí afortunada de poder compartir con mi hijo experiencias y vivencias que siempre recordaremos.
Porque la diferencia de edad entre padres e hijos no tiene que ser un muro infranqueable que no se quién levanta a partir de que nuestro hijo pasa por la pubertad, imposibilitando esa maravillosa relación que puede estar llenas de experiencias que enriquecen a las dos partes,
y esto no es imposible, "doy fe".

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres