Blogia
Mujer de Mediana Edad

PIEL CON PIEL



Aparentemente los humanos pertenecemos a la rama de los mamíferos, y mas concretamente a la de los simios, por nuestro parecido con ellos, y porque nuestros genes así lo demuestran!!

Imagen

El comportamiento de los simios y de todos los mamíferos es social, y cada individuo de grupo tiene contacto con los demás a través del tacto, el olfato, ellos se pasan el día despiojándose aunque no tengan piojos, sino simplemente por el placer del contacto con otro congénere.

Y los individuos solitarios no tardan en perecer sin ese contacto de su grupo.
En los humanos parece que se han perdido muchas de estas reacciones naturales, como la necesidad de tocarse, y es más, cuando alguien se nos acerca más de lo que tenemos estipulado, nuestra reacción es de inquietud.... a mí me resultan cómicas algunas de las cosas que llegamos a hacer para tener el contacto mínimo con los otros, pero que las aceptamos como rutinas, e incluso como normas sociales,
y uno de ellos es la forma en que los hombres se saludan.
Si!! Se dan un abrazo, pero con el mínimo contacto corporal y golpeandose mutuamente las espaldas, que mas parece que se estuvieran agrediendo ... jajaja.

Imagen


Yo pienso que será porque, si se dan un abrazo cariñoso, se le vayan a calificar de mariquitas.
Sin embargo, las mujeres en eso estamos mucho mas avanzadas que ellos porque no tenemos tanto miedo al contacto físico entre nosotras, nos da reparo besar a alguien que nos acaban de presentar, sea hombre o mujer.
La maternidad y el contacto tan estrecho que tenemos con el bebé es lo que nos hace ser más racionales en este sentido, y
Imagen
es que está probado científicamente que el bebé y el niño necesitan el contacto físico con su madre, su olor, y desde los primeros días buscan la mirada de su madre, aunque su vista sea aún muy buena
El comportamiento del bebé es puro y nos demuestra que seguimos necesitando la proximidad de otro ser humano.
En el caso de la relacion madre hijo se producen unos lazos muy especiales.

Imagen

En los orfanatos la tasa de muerte infantil es más alta aún que estén perfectamente alimentados y cuidados, pero carentes del contacto físico y afectivo.
Esto, los cuidadores de orfanatos lo conocen bien, y se crean voluntariados que visitan a estos niños para contarles cuentos y jugar con ellos, y sobre todo darles el cariño y el contacto que necesitan como necesidad básica para su salud.
Si fuera posible, no deberíamos romper el contacto físico con nuestros hijos porque eso les enriquece a ellos y a ti.
El dicho de (encontrar un hombro donde apoyarme) o(necesito quien me de una mano) siempre sera necesario para los dos, y así adversidades que le pueden surgir en la vida y un puente hacia tu hijo que os une!!!
Imagen

Si hay algo auténtico y verdadero, y que no se rompe ni deshace con un divorcio ni rompiendo un contrato, es lo que nos une a nuestros padres y a nuestros hijos.
Por ser los más fuertes lazos que tenemos, tienen que estar llenos de caricias y cariño porque,
si algún día te encuentras apenado y alguien te pasa el brazo por los hombros y te abraza, sientes el calor de esa persona y sientes alivio aun que las cosas te vayan muy mal....
Yo creo que la soledad (la verdadera soledad) es cuando estás triste y no sientes ese brazo en tu hombros.
Si es así, que esta en nuestra naturaleza, porque no acariciamos el pelo de nuestra abuela, le damos un abrazo y un par de besos
Imagen
seguro que nos devuelve una sonrisa!!
Nuestros contactos físicos no tienen que ser para el sexo o para la agresión!!! Ahí, uno que hemos olvidado, que es el de la ternura, que de los tres es el que sale del corazon, y que no pide nada a cambio.
Imagen
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres